domingo, 9 de mayo de 2010

FRÍO

'Psicosis'. FOTO: ANNIE LEIVOBITZ


El tiempo se engancha a mis espaldas, añadiéndose un día tras otro... Una sucesión interminable que siempre vuelve a empezar... ¡Pesa!
Tengo ganas de gritar. Estás situado entre mi pecho y mi estómago, eres una pequeña porción en la fragilidad de mi territorio. Una piedra en el camino sobre la que me tambaleo, y que a veces se asienta en otros lugares, dependiendo de dónde estés tú; aunque eso es lo de menos, un accidente que me tapa la boca, un secuestrador que ata mis pensamientos, un laberinto sin cuerda, un cuento sin moraleja. Frío.