domingo, 17 de abril de 2011

EL PARTENÓN



Partenón.

El Partenón se edificó en la parte más alta de la Acrópolis de Atenas; una de las más importantes en el siglo V a.C., momento de mayor esplendor, por la victoria contra los persas. Lo cual supone un enriquecimiento, euforia y es el momento de grandes políticos como Pericles, que fue él que lo mandó construir en el 438 a.C. y se completó en el 432 a.C. 


Acrópolis de Atenas.

Es el principal templo de la Acrópolis de Atenas, cuya función en sus orígenes fue la de rendir culto a la diosa de la sabiduría griega, Atenea Parthenos. Aunque también fue utilizado como iglesia bizantina, mezquita turca e incluso polvorín por los propios turcos. 


Athenea Parthenos.

Está erigido sobre el lugar de un templo arcaico (hecatompedón). 
La planta que procede del megaron micénico, es una planta-tipo que consta de naos o cella, en este caso dividida en tres naves por columnas, para cumplir la doble función de tener una techumbre plana y permitir la existencia de tribunas. En su centro se encontraba la gran obra arquitectónica de Fidias, la estatua criselefantina (oro y marfil) dedicada a la anfitriona del templo, Atenea. 


Planta del Partenón.

El templo, construido totalmente en mármol (los antiguos eran de madera), pertenece al dórico. Es períptero y octóstilo. También es anfipróstilo, pues se compone de dos pórticos, uno anterior -pronaos- y otro posterior al opisthodomos, que es el llamado Partenón o habitación de las vírgenes que servía para guardar las donaciones recibidas por el templo; ambos recintos son hexástilos (seis columnas). 

En cuanto al alzado, el Partenón, descansa sobre un basamento de tres gradas-estereóbato-cuyo escalón superior se denomina  estilóbato. Sobre él tenemos como elementos sustentantes, a la columna que se compone en este caso al ser de estilo dórico de un fuste estriado, recorrido por estrías de arista viva y el capitel. Sobre ella tenemos el elemento sustentado, que es el entablamento; dividido en franjas horizontales. Sobe el arquitrabe liso se dispone el friso, compuesto de triglifos de triple acanaladura y de metopas con decoración esculpida, que pertenece al gran programa escultórico de Fidias. Representan temas como batallas y la destrucción de Troya en el dórico, mientras que el jónico presenta a los dioses con el nuevo peplum o velo. 

Alzado Partenón.

La cubierta a dos vertientes, forma en los extremos dos triángulos isósceles llamados frontones, cuyo espacio interior -tímpano- aparecía profusamente decorado; el frontón oriental narraba el nacimiento de Atenea y el occidental se encargaba de mostrarnos la disputa entre la diosa y Poseidón por el dominio del Ática. 
Sus proporciones, estaban alejadas del colosalismo egipcio, ya que el prototipo era la figura humana. Las correcciones de las aberraciones ópticas, como por ejemplo, se arquean ligeramente los arquitrabes ya que el ojo tiende a combar ligeramente las líneas horizontales, también las columnas suelen acercarse a sus compañeras en los extremos. Lo convierte en el ideal arquitectónico del clasicismo: armonía, equilibrio y proporción; que es lo que buscaban sus constructores Ictino y Calícrates. 

Frontón occidental.