martes, 6 de mayo de 2014

BLANCO Y NEGRO




 Mi vista es en blanco y negro. Las películas han vuelto a la época muda porque me he quedado sin palabras. 
 Sin ti, soy un estúpido Charlot, puesto que tan solo su mirada infantil del mundo, me permite verlo más alegre, como si fuese una película de Walt Disney con una gran banda sonora de fondo. 
 Pero de  momento, el cine aún anda en pañales y tiene muchas cosas que aprender. Es un mocoso. 
 Aún no ha visto ninguna película romántica, no sabe lo que es y se ve obligado a seguir leyendo los intertítulos. Entre los que a veces incluye oculta alguna frase en clave, de esas que erizan todos los pelos del cuerpo, pero que tendrá que esperar algunos años para que algún galán las recite. 

"Frankly my dear, I don't give a damn".