jueves, 17 de julio de 2014

SOMOS LO QUE SOÑAMOS



 Somos lo que soñamos ser y ese sueño no es tanto una meta como una energía. Cada día es una crisálida, cada día alumbra una metamorfosis. Caemos, nos levantamos. Cada día la vida empieza de nuevo.
La vida es un acto de resistencia y de re existencia; vivimos, revivimos. Pero todo se sostiene en la memoria. Somos lo que recogemos, la memoria es nuestro lugar nómada.
Como las plantas o las aves migratorias, los recuerdos tienen la estrategia de la luz. Van hacia delante, a la manera del remero que se desplaza de espaldas para ver mejor.
Hay un dolor parecido al dolor de muelas, a la pérdida física, y es perder algún recuerdo que queremos. Esas fotos imprescindibles en el álbum de la vida.
Por eso, hay una clase de melancolía que no atrapa, sino que nutre la libertad. En esa melancolía como espuma en las olas, se alzan los sueños.

FOTO: Leighton Meester y Ed Westwick, PINTEREST.