lunes, 26 de septiembre de 2016

7 ERRORES QUE COMETEMOS CON EL CAFÉ


CÓMO HACER UN BUEN CAFÉ

Marilyn Monroe. FOTO: PINTEREST

 Es pronto por la mañana y tomarte un café es en lo primero que piensas antes de ponerte en marcha, porque sin él no eres persona. Pero ¿qué pasaría si te digo que no lo hacemos bien? Algo que parece tan simple como poner una cafetera y la mayoría no sabemos hacerlo, yo la primera, que siempre pongo el filtro antes de colocarlo al fuego. 
 ¿Tú también? Tranquilo, porque es un error muy común en España, donde pese a beber tanto café -4,5 kilos cada persona por año, de media- no sabemos hacerlo correctamente. 
 He aquí los errores más comunes, recogidos de un artículo publicado en El País

1. PONER EL AGUA A HERVIR CON EL FILTRO PUESTO: 
 Si rellenas la cafetera italiana, llamada moka, con agua y luego pones el filtro que rellenas con café y lo colocas en el fuego, lo estás haciendo mal. 
Estos son los  pasos correctos según un barista (especialista en café de calidad):


1. Llenar el depósito de agua hasta la válvula, ponerlo al fuego y dejarlo hasta que hierva. 
2. Poner el filtro (mejor con ayuda de un trapo, para no quemarnos). 
3. Llenar el filtro de café hasta el borde, pero raseado, nunca aplastardo, porque entonces impediremos el paso correcto del agua. 
4. Enroscamos la parte de arriba (acuérdate del trapo), dejamos la tapa abierta y esperamos hasta que salga el café. 

 Así de esta forma evitamos que el agua empiece a calentarse con el café ya con el filtro y que suba la humedad y pierda sus propiedades aromáticas. 

Las chicas Gilmore, dos obsesas del café. 

2. LA TAPA NO SIRVE PARA NADA: 
 Puede parecer una locura el poner la cafetera sin la tapa puesta, pero lo único que hace es estropear el café. El truco para no correr peligro y poner todo perdido es dejarla abierta y con el fuego muy bajo, así conseguiremos que el café tenga más sabor. 

3. HAY QUE DIGNIFICAR EL "AGUACHIRRI": 
 En Finlandia toman un café mucho más puro y por lo tanto con más sabor que nosotros, por eso lo piden así. Simplemente es un café filtrado, rebajado con más agua y menos café. 

4. LA CAFETERA DE GEORGE CLOONEY: 
 Recientemente se han puesto de moda las cafeteras de capsúlas, debido sobre todo por la comodidad y rapidez de preparte una taza y encima con gran cantidad de opciones y sabores. Pero comparativamente sale más caro y además no quiere decir que sea mejor. Aunque esto son solo cuestión de gustos. 

5. USA EL MOLINILLO

6. ¿CUÁL ES LA TEMPERATURA ADECUADA?
 Aunque no hay una ciencia exacta lo aconsejable es alrededor de 60º. Aunque en verano solamos tomarlo con hielos después de las comidas, frío pierde el aroma. El truco está en que no te queme el paladar. 

7. ¿CON AZÚCAR? ¿CON LECHE?

Kaley Cuoco, ¿un poquito de azúcar? 

 Lo mejor es tomarlo solo. 
 De hecho un estudio de la Universidad de Innsbruck (Austria) muestra que las personas que toman el café sin azúcar tienen más probabilidades de tener una personalidad psicópata. Alucino. 
 En España tomamos café torrefacto, donde al final incluyen azúcar a 180º que se carameliza y se quema. No es un producto saludable y se oxida rápido, todo ello por usar materia prima más barata, que hace que se genera un peor sabor y cuerpo. Por eso estamos acostumbrados a que el café sea tan denso y amargos. 

8. EN ESPAÑA NO SABEMOS DE CAFÉ
 Tenemos que diferenciar entre café arábigo y robusta, que es una especie botánica con el doble de cafeína y de ácidos clorogénicos que le dan un sabor mucho más amargo. Si lo que prefieres es un café más suave, entonces pide un arábigo.


 Mejor le hago caso a Patrick Jane y me tomo un té. Gracias chato. 

Y vosotros, ¿sois más de café o de té?
¿Sabíais cómo se hacía?


FOTOS: PINTEREST, TABLÓN COFFEE OR TEA (AQUÍ).