jueves, 4 de agosto de 2011

'EAT, PRAY, LOVE' ('COME, REZA, AMA)'- Elizabeth Gilbert


Uno de los carteles de la película 'Eat, pray, love'. 

Eat, pray, love (Come, reza, ama)

AUTORA: Elizabeth Gilbert. 
EDITORIAL: Bloomsbury Publishing.
AÑO: 2010.
PÁGINAS: 368. 


Cuando vi hace tiempo el trailer de la película Eat, pray, love, me llamó la atención, pero no tanto como para verla, puesto que la actriz Julia Roberts nunca ha sido de mi agrado, pese a haber visto la mayoría de sus trabajos. Hasta que un día por casualidad en una librería me encontré con el libro en el que está basado la película de Elizabeth Gilbert y decidí comprarlo para regalárselo a mi abuela y de paso leerlo yo también. Y me enganchó. 
Está escrito en forma de diario, donde la propia Elizabeth tras su divorcio decide dejarlo todo y comenzar una nueva vida donde poder encontrarse a sí misma. Para eso primero viajará a Italia en donde descubrirá el placer por la comida y donde se dará cuenta de que la mejor palabra para definir a este lugar es "sexo". Después de ello, buscará la paz espiritual a través de la meditación en India y con bastante esfuerzo logrará lo que desea. Y por último su ruta terminará en Tailandia en donde conseguirá lo único que le falta... el amor, en brazos del brasileño Felipe.

Julia Roberts, como Elizabeth Gilbert. 

Al leerlo conseguí una gran calma y ganas de seguir adelante, aunque yo para nada leía el libro como si fuera de autoayuda (esas cosas no me sirven). Pero me gustaba. Sobre todo el hecho de que era una historia real, aunque bastante fantasiosa, no era una mujer que hubiera creado Elizabeth Gilbert en su imaginación, sino que era ella misma. Y puede que a ella le haya funcionado este experimento y que también a varias mujeres como se muestra en diversos libros y películas les sirva el hecho de huir de todo e ir a un lugar mágico donde se encuentran a sí mismas y el amor de su vida. Pero a mí, aún me sigue pareciendo una locura. 
De todas formas, debe ser un placer estar en los lugares que ha estado ella, exceptuando la tristeza que recorre las calles de la India. Un libro recomendable, aunque la pega que tiene es que apenas tiene diálogos, por lo que en algunos momentos se hace un poco cansado el escuchar constantemente los pensamientos y sensaciones de Elizabeth. Eso hace que haya poca acción. Y también, que parece ser un libro dirigido para mujeres. 


Javier Bardem y Julia Roberts, en una escena de la película. 


Yo aún, no he visto la película, pero cuando leía el libro para nada me imaginaba a Julia Roberts como Elizabeth, sino a una mujer más joven y rubia, no sé por qué, pero así era. Al igual que tampoco se me hacía que Felipe fuera el español Javier Bardem, para nada, no me pegaba. Así como tampoco se me hacía concebible la idea de dejar a James Franco. Pero así es la vida. 

Julia Roberts con el joven James Franco como pareja en la película. 

Ella escribe el libro como si se tratara de un japa mala, es decir un abalorio tradicional de la India que tiene 108 abalorios, que es el número más afortunado. Y utiliza este sistema para poder unir los cuentos que ha escrito durante su viaje, pero añadiéndole uno más, haciendo un total de 109, que es el abalorio especial, que queda colgando como amuleto. 

Roberts en Italia en una de las escenas de la película.

Y lo divide en tres bloques: Italia o Treinta y seis historias sobre la búsqueda del placer. India o Treinta y seis historias sobre la búsqueda de la devoción. Y por último, Indonesia o Treinta y seis historias sobre la búsqueda del equilibrio. 

Roberts dando un paseo en bicicleta por las calles de Indonesia.

"- Pues claro -me dice Felipe-. Entonces eras joven y estúpida. Sólo los jóvenes estúpidos tienen claro lo del sexo y el amor. ¿Tú crees que alguno de nosotros sabe lo que hace? ¿Crees que los seres humanos pueden quererse sin complicaciones? Deberías ver cómo funciona la cosa aquí en Bali, cariño. Los hombres occidentales vienen aquí huyendo de sus siniestras vidas familiares y, hartos de las mujeres occidentales, se casan con una jovencita balinesa dulce y obediente. Una chica así de guapa tiene que hacerles felices y darles buena vida. Pero yo siempre les digo lo mismo: Buena suerte. Porque, aunque sea joven y balinesa, es una mujer. Y él es un hombre. Son dos seres humanos intentando convivir y eso siempre se complica. El amor es complicado siempre. Pero las personas tienen que procurar amarse, cariño. A veces te toca que te rompan el corazón. Es una buena señal, que te rompan el corazón. Quiere decir que has hecho un esfuerzo.- A mí, me lo rompieron tanto la última vez que aún me duele- le digo-. ¿No es una locura tener el corazón roto casi dos años después de que se acabe una historia?- Cariño, yo soy del sur de Brasil. Puedo pasarme diez años con el corazón destrozado por una mujer a la que no he llegado a besar". 

Escena romántica entre Bardem y Roberts en el film.

"INSTRUCCIONES PARA LA LIBERTAD
  1. Las metáforas de la vida son las instrucciones de Dios. 
  1. Acabas de subir a lo más alto del tejado. No hay nada que te separe del infinito. Déjate llevar. 
  1. El día está acabando. Ha llegado el momento de convertir algo que era bello en otra cosa bella. Déjate llevar. 
  1. Tu anhelo de hallar una solución es una plegaria. Estar aquí es la respuesta de Dios. Déjate llevar y mira las estrellas cuando salgan por fuera y por dentro. 
  1. Con todo tu corazón ruega por la gracia de Dios y déjate llevar. 
  1. Con todo tu corazón perdónale, PERDÓNATE A TI MISMA y déjate llevar. 
  1. Procura mantenerte libre del sufrimiento inútil. Y déjate llevar. 
  1. Observa cómo el calor del día deja paso al frío de la noche. Déjate llevar. 
  1. Cuando se acaba el karma de una relación, sólo queda el amor. Y eso es bueno. Déjate llevar. 
  1. Cuando tu pasado haya pasado al fin, déjalo ir. Ahora puedes bajar y empezar a vivir el resto de tu vida. Déjate llevar".
Julia Roberts en Italia.
 
Y como curiosidad, las tres fragancias de Eat, pray and love. 


O las velas: