viernes, 4 de noviembre de 2011

FANTASMADA EN 'EL BARCO'


Cuando en la anterior temporada televisiva anunciaron en Antena 3 una serie nueva, El Barco, yo estaba como loca por verla. Sobre todo porque en ella salía Mario Casas, actor que seguía desde su aparición en Los Hombres de Paco como Aitor (aunque ya sé que empezó antes en este mundillo). Y la primera temporada me encantó, estaba cómo loca cada lunes por ver qué les iba a pasar a los tripulantes del Estrella Polar que se habían convertido en los únicos habitantes del planeta. Me encantaba. 
Pero esta segunda temporada, aunque en términos de producción me parece tremenda, para mí, está siendo un poco floja. Sobre todo al competir contra uno de los pesos pesados de la pequeña pantalla, Cuéntame. Pero son dos series totalmente diferentes y por lo tanto, con un público, totalmente diferente. 
Los tripulantes del barco, en cada capítulo se enfrentan a una nueva amenaza de la que salen totalmente ilesos. Y mientras que al principio, dentro del género que se trataba resultaba creíble. Ya no. Creo que se ha roto totalmente el pacto con el espectador con lo que hicieron en el capítulo de ayer. Eso ya me parece una "fantasmada". Vale que se hayan enfrentado ante plagas de animales, asesinos y amenazas naturales. Pero ya lo de intentar resucitar a una persona con el rayo de una tormenta que le va a provocar una descarga eléctrica. Eso me pareció demasiado, como un Frankestein. Nada creíble y totalmente exagerado, aunque se tratara del especial de Halloween. Y da igual a qué extremo lleven a los protagonistas, ya no sufrimos por ellos, porque sabemos que van a salir ilesos. 
Aunque vistos los resultados, debo de ser la única que lo pienso (junto a mi familia, que ya hacen chistes al respecto). Porque el capítulo de ayer El cura y el doctor Frankestein fue visto por más de 3 millones de espectadores, lo que supone el 17% de la audiencia. Además de ser uno de los temas más comentados en el twitter antes su emisión. Convirtiéndose en un trending topic: #elbarco22. Pero como bien he dicho anteriormente no consiguió superar al líder por excelencia, Cuéntame, que obtuvo el 4'4% de share con casi 4´4 millones de espectadores.