domingo, 22 de abril de 2012

DORÍFORO


Copia del Doríforo en el museo de Nápoles. 

La estatua del Doríforo fue realizada entre 440-450 aC. Época de mayor esplendor de Atenas, porque se había producido la victoria contra los persas, lo que supuso un enriquecimiento para la pólis y es también el momento de grandes políticos, como Pericles, por lo que el siglo V aC, también se conoce con el nombre de "el siglo de Pericles"
Tiene aún restos de arcaísmo, que se notan en que: está tallado con rudeza, los pectorales son planos y las líneas de la cintura y de la cadera están muy marcadas. Esto se debe a que las primeras representaciones humanas son kuroi (masculino) y la korai (femenino), que son imágenes estáticas, con un pie delante en posición de marcha, siempre están erguidos, sin movilidad, ni expresión; obedecen a la "ley de frontalidad" egipcia. 
Por eso Policleto (450-420 aC), escultor griego, que fue el más famoso después de Fidias, en el período clásico. Realizó el Doríforo, de tema atlético por encargo de una aristocrática clientela, para ofrecerlo a los santuarios. 
En ella se representa a un joven portando una lanza, posiblemente se trata del propio Aquiles. El original estaba realizado en bronce, ahora lo que tenemos es una copia en el museo de Nápoles; en la que vemos a un joven sosegado, que avanza seguro de sí mismo. Es una figura en reposo; y por ello, una pierna soporta el peso del cuerpo y la otra apenas toca el suelo con la punta del pie, flexionando la rodilla tirándola hacia atrás. 
Sostenía la lanza en la mano izquierda, tensando así el hombro izquierdo y levantándolo ligeramente. La pierna izquierda no soporta ningún peso y la cadera cae. El brazo derecho le cuelga relajado, el hombro está caído. La pierna derecha soporta su peso, al cadera está levantada. 
El contraste entre el torso extendido y contraído le da al cuerpo un aspecto de dinámico equilibrio. La alternativa de miembros tensos y relajados combina con un torso amoldable que se denomina contraposto. Muy útil para infundir un sentido de vitalidad a figuras hechas de piedra, bronce, o bien, pintadas. 
El lado derecho ofrece una sensación de reposo gracias a la continuidad de la línea vertical que va desde la pierna derecha. El lado izquierdo, es angular y la posición se corresponde con la curva cerrada de la pierna izquierda relajada. 

Canon de proporciones perfectas. 

Pero la importancia que tiene es que formó un canon de proporciones perfectas. En las que la unidad de medida utilizada era el dedo. La cabeza es la séptima parte del cuerpo, era esférica (figura perfecta), lo que hacía que el cabello se adaptase a ella perfectamente gracias a su peinado. El rostro está dividido en tres partes iguales: la frente, la nariz y la distancia de esta al mentón. El pie es tres veces la palma de la mano: del pie a la rodilla, seis palmos, de la rodilla al centro del abdomen, seis palmos. Todo esto, porque el canon de la proporcionalidad era siete veces el tamaño de la cabeza. 
Artistas de sucesivas generaciones tomaron el Doríforo como modelo. 

NOTA, Contraposto: oposición armónica de las distintas partes del cuerpo de la figura humana, lo que proporciona cierto movimiento y contribuye a romper la ley de la frontalidad.