martes, 10 de julio de 2012

4º ENCIERRO Y VAQUILLAS EN LA PLAZA DE TOROS

Momento del encierro. FOTO: 'DONOSTIBLOGS'

Martes 10 de julio, quinto día de Sanfermines y cuarto encierro, protagonizado por la ganadería de El Pilar. Un encierro, limpio y bastante rápido, tan solo 2:22 minutos ha durado. Ningún corredor ha sido cogido por asta de toro, tan solo hay que destacar a cinco corredores accidentados. 
Pero lo peor de esta mañana no ha estado en ese encierro, donde efectivamente el encierro y los toros han sido limpios, muy limpios. Pero no así la gente que estaba dentro de la Plaza de Toros esperando a "torear" a las vaquillas. 
Todo comienza cuando se abren las puertas para que entren los corredores y claro siempre hay algún gracioso que antes del pistoletazo de salida ya está dentro y le tiran de todo. Hoy he llegado a ver hasta una litrona volando que se ha roto al llegar a la Plaza, ¡qué gran espectáculo!, ¡qué educación!
Entre pitos y gritos, al final llegan los toros, todos bastante juntos y los corredores. Se ha acabado el encierro y ahora comienzan las vaquillas. 
Aviso, estamos en Pamplona, España, no en Texas, EEUU, no es un rodeo, repito, no es un rodeo. Al animal tan solo se le puede animar con un periódico o jalearle y correr delante de él, pero nunca agarrarle del cuello o de los cuernos. Eso nunca. Y mucho menos lo que he tenido que presenciar hoy: un joven subiéndose a lomos de la vaquilla. Sí, ha montado al animal como si estuviera en el rodeo y encima se ha creído el rey del corral. Pero ha recibido más tortas que en el carnet de identidad. Él y todos los demás animales a los que se les ocurren hacer semejantes salvajadas. Tontos, es lo único que puede decir. Si ves que al primero que lo hace le pegan, ¿para qué vas tú detrás a repetirlo? Pero tampoco es justificante esto para que los mozos navarros se ceben con ellos como lo hacen. 
Esto yo de pequeña no lo veía y eso que siempre ha habido animales en todos lados y gente que hace lo que le da la gana, pero me parece que ya las cosas se están degenerando mucho y la fiesta ya no es lo que era. Y eso da mucha pena. 
Es a la única conclusión a la que he llegado esta mañana. 

Vaquilla saltando a los mozos en la Plaza de Toros. 
FOTO: 'DONOSTIBLOGS'