jueves, 29 de noviembre de 2012

A SUS PIES, SEÑOR BLAHNIK


Manolo Blahnik, el diseñador de zapatos de las famosas, ha recibido dos de lo más famosos premios de la moda europea


Manolo Blahnik, con el British Fashion Awards. FUENTE: GOOGLE

El diseñador español de calzado Manolo Blahnik está estos días de celebraciones. El pasado martes cumplió 70 años y fue consagrado en Reino Unido con el British Fashion Awards, pocas horas después de haber recibido por parte de su país natal, España el Premio Nacional de la Moda 2012. Un galardón por el que recibirá 30 mil euros, gracias a la "trayectoria de uno de los creadores españoles más universales". 

Aunque se haya hecho famoso calzando a lo más conocido del star system femenino, Blahnik es español, como bien indica su castizo nombre, concretamente nació en 1942 en Santa Cruz de la Gomera. El extraño apellido le viene de su padre, un empresario checo que creó una plantación de plátanos en la isla de La Palma. 

El joven Manolo intentó estudiar Derecho y  Literatura en Suiza, pero se dio cuenta de que las leyes no eran para él y se mudó a París, donde estudió Arte en la escuela del Louvre. Y de la Ciudad de la Luz se trasladó a Londres, en donde ha parecido asentarse definitivamente. Actualmente vive en un palacete georgino, al sur de la capital británica. 
La idea de trabajar en el diseño de zapatos para mujeres vino del consejo que le dio hace más de cuarenta años la editora de la edición estadounidense de Vogue (Diana Vreeland) al ver sus bocetos. Un buen consejo que siguió, abriendo su primera tienda en 1973, en el exclusivo barrio de Chelsea bajo el nombre de Zapata.
Sus manolos suben no solo la altura de las mujeres, sino también su autoestima. Así son varias famosas las que se pueden ver paseando con sus diseños, como la fallecida princesa Diana de Gales, Jacqueline Kennedy o la actriz Winona Ryder.

Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), admirando un manolo
FUENTE: PINTEREST

Un calzado fácil de reconocer tanto por su elevada altura como por su elevado precio. Sus modelos van desde los 800  hasta los 6.000 euros. Pero eso no asusta a las estrellas y mujeres más ricas del mundo, ni tampoco a los diseñadores que se pelean por poder lucir sus creaciones en los desfiles. Así el canario ha creado colecciones para Christian Dior, Galliano, Calvin Klein o Sybilla. 

"Me encanta lo exagerado y excéntrico, pero tienes que estar cómoda. Si no, es una tontería. No hay nada de encantador en una mujer que no puede caminar con sus zapatos", declaró el diseñador recientemente en una entrevista a The Guardian

FUENTE: PINTEREST

Quien sí sabe lucir sus manolos y todos los demás modelos de Blahnik con mucho arte y elegancia es la actriz Sarah Jessica Parker en el papel de Carrie Bradshaw en la serie Sexo en Nueva York, donde ante un ladrón suplica: "Llévate mi bolso, mi reloj pero, por favor, no me quites mis manolos", zapatos que llevó para su boda con Mr. Big en su adaptación cinematográfica. 
Pero esta falsa boda no ha sido la única que ha visto estos zapatos, la actriz Jennifer Aniston eligió unos manolos en gamuza color marfil para su  camino hacia el altar donde le esperaba Brad Pitt (en este caso, no le dieron mucha suerte). Pero la que sí la tuvo fue Bella Swann con un modelo blanco con pedrería acompañado de un vestido de Carolina Herrera para su enlace con el vampiro Edward Cullen en la saga Crespúsculo

Los zapatos que lució Bella Swann (Kirsten Stewart) 
en 'Crepúsculo'.FUENTE: PINTEREST

Pero si al diseñador le preguntan si ha visto alguna vez unos pies perfectos, él responderá que sí, los de la actriz Raquel Welch. Que una vez la reconoció, con solo verlos cuando los pusieron encima de su plato.