miércoles, 21 de diciembre de 2011

'THE HELP' ('CRIADAS Y SEÑORAS')





THE HELP (CRIADAS Y SEÑORAS)
EEUU, 2011.

DIRECTOR: Tate Taylor.
GUION: Tate Taylor, basado en la novela de Kathryn Stockett.
MÚSICA: Thomas Newman.


REPARTO: Emma Stone, Viola Davis, Octavia Spencer, Bryce Dallas Howard, Jessica Chastain, Ahna O'Reilly, Chris Lowell, Cicely Tyson, Mike Vogel...







PUNTUACIÓN: 9/10. 


SINOPSIS:

Ambientada en el Mississippi de los años 60, Criadas y señoras (The Help) está protagonizada por Emma Stone, que interpreta a Skeeter, una chica de la buena sociedad sureña que regresa de la Universidad dispuesta a convertirse en escritora. Pero para ello decide entrevistar a las mujeres negras que se han pasado la vida trabando al servicio de las grandes familias sureñas. 
 Esto sembrará una verdadera revolución en su círculo de amistades y en una pequeña localidad de Mississippi, Jackson. Viola Davis es Aibileen, la criada y mejor amiga de Skeeter, que es la primera en sincerarse para escándalo de sus amigas de la cerrada comunidad negra. A pesar de que Skeeter corre el peligro de perder a sus antiguas amistades, ella y Aibileen siguen trabajando en el proyecto y logran que más mujeres se atrevan a contar sus historias. Porque lo más curioso es que tienen mucho que decir. A medida que avanza la historia se van desarrollando amistades insólitas y surge una nueva hermandad femenina. 
 Pero antes, los habitantes de la ciudad también tendrán que decir algunas cosas al verse arrastrados de forma irremediable a un mundo que está a punto de cambiar para siempre. 




VALORACIÓN:

 Una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo. La historia, el guión, el vestuario, las localizaciones, la fotografía... todo es perfecto. 


 Mi primer contacto con Criadas y señoras fue cuando se lo compró mi madre en la Feria del Libro, por casualidad. Me pareció similar al de El club de los viernes, por su portada con galletitas, pero cuando leí la sinopsis, me di cuenta de mi error. Y luego, poco después, leí que iban a hacer la adaptación cinematográfica de este libro de 2009, que en poco tiempo se convirtió en un éxito de ventas, haciendo que su autora, Kathryn Stockett sea uno de los autores norteamericanos más cotizados y su ópera prima es ya un clásico contemporáneo que todo el mundo debería de leer. 


LA ESCLAVITUD Y LAS DIFERENTES RAZAS
 Aunque ya habíamos visto la esclavitud en varias películas, en especial en Lo que el viento se llevó, ¿quién no conoce a Mami? Nunca se había hecho una película desde el punto de vista de los afectados y es todo un acierto. Cómo aguantan estoicamente la cantidad de tonterías que dicen los blancos acerca de su raza, cómo la ignorancia lleva el miedo, cómo lo desconocido lo apartamos pensando que por ser diferente a nosotros en apariencia se merece también otro trato. Pero, ¿por qué siempre la de seres inferiores?
 Porque esto mismo ocurre en el caso de Zarité, la esclava de la novela La isla bajo el mar, de Isabel Allende


 ¿Por qué los negros u otras razas diferentes a la blanca son considerados como poco menos que animales? Incluso, ni siquiera eso. Y aunque esta película, ambientada en 1962 en Jackson, un pequeño pueblo de Mississippi, nos parezca algo lejano a nuestros días, algo que creemos ya erradicado, no es verdad. En pleno Siglo XXI, aún hay gente que piensa así, aún a pesar de que una de las grandes potencias mundiales, Estados Unidos, esté gobernada por primera vez en la historia por un negro, Barack Obama; eso no quiere decir que haya plena igualdad para todas las razas. 
 Eso es un ideal, que espero que algún día deje de ser una utopía, para convertirse en una realidad. 


CLASES SOCIALES Y LAS MUJERES
 Además de la diferencia de razas, también podemos ver la diferencia de clases sociales, con las altas damas ocupadas todo el día en su imagen y en los chismorreos. Y por supuesto, la diferencia entre hombres y mujeres. Como éstas dependían de tener un marido, ese era su único trabajo reconocido en aquella época. ¿Para qué querían más? Una mujer con estudios era mirada con desconfianza. Esto se muestra en el caso de la protagonista, Skeeter, que ha estudiado en la universidad, ha conseguido un trabajo por sí misma y pretende ir a Nueva York a labrarse un futuro; pero a su madre, lo único que le interesa es que consiga un buen marido.


 Y eso, también pasa en el Siglo XXI, aún  hay muchas mujeres que piensan que toda su vida está para dedicarla al marido. Esto se ve perfectamente en las novelas de Candace Bushnell, la autora de Sexo en Nueva York, Tras la pasarela o Mujeres de Manhattan. 



 En resumen, una película que aunque tenga pequeños toques de humor en algunas escenas, es una crítica ante esta situación. Simpatizas en todo momento con Skeeter y las criadas, les coges cariño y sufres ante las injusticias a las que se ven sometidas.

 Sobre todo, en el trato con los niños. Cómo tienen que criar a los hijos de los blancos y los suyos propios les son arrebatados. Cómo esos niños son más queridos por ellos, que por sus propias madres que no saben qué hacer con ellos.


Destacar una frase:
"Tú eres guapa,  tú eres lista, tú eres importante".

TRÁILER: