domingo, 11 de marzo de 2012

'INTOUCHABLES' ('INTOCABLE')

Intouchables (Intocable)

FRANCIA, 2011.
DIRECTOR: Eric Toledano y Olivier Nakache. 
REPARTO: François Cluzet, Omar Sy, Anne Le Ny, Audrey Fleunot, Chlotilde Mollet, Alba Gaia Belligi, Cyril Mendy.
GUION: Olivier Nakache y Eric Toledano.
Biografía, comedia, drama.


TRÁILER EN ESPAÑOL: 


PUNTUACIÓN: 9/10.

SINOPSIS: Tras un accidente de parapente, Philippe, un rico aristócrata, contrata a Driss como asistente y cuidador, un joven procedente de un barrio de viviendas públicas que ha salido recientemente de prisión -en otras palabras, la persona menos indicada para el trabajo- . Juntos van a mezclar a Vivaldi y Earth, Wind & Fire, la dicción elegante y la jerga callejera, los trajes y los pantalones de chándal. Dos mundos van a chocar y van a tener que entenderse mutuamente para dar lugar a una amistad tan demencial, cómica y sólida como inesperada, una relación singular que genera energía y los hace… ¡Intocables!


VALORACIÓN: Oí hablar de esta película el viernes y de repente me encontré el libro en un escaparate en la zona de novedades y ahí vi que la historia que narra la película está basada en hechos reales.

Los directores Eric Toledano y Olivier Nakache. FOTO: SENSACINE 

Unos hechos que los directores franceses Eric Toledano y Olivier Nakache vieron en 2004 en el documental À la vie, à la mort, que cuenta la vida Philippe Pozzo di Borgo, pero no fue hasta 2008 cuando se lanzaron a hacer esta película que se ha convertido en la más taquillera de Francia y que fue número 1 durante 10 semanas seguidas en el país galo. 
Aquí acaba de llegar a las taquillas, pero viendo el lleno que hubo en la sala y oyendo los comentarios y la satisfacción con la que la gente salía de la sala, le auguro un gran éxito. 

Los actores François Cluzet y Omar Sy en una escena de la película. FOTO: SENSACINE 

Y es que, no es para menos. 
Con la poca información que tenía, tan solo lo leído de la sinopsis del libro y de la película, me metí en la sala, esperando ver algo más trágico, en plan Mi pie izquierdo, pero para nada, es una comedia, sí, aunque uno de los protagonistas sea un tetrapléjico, su compañero hace que te olvides de ello y lo veas como una persona, con sus limitaciones, pero una persona, que no te de pena. Por eso Philippe valora tanto a Driss, porque es el primero que se atreve a tratarle de tú a tú, sin tanta condescendencia y cuidado. Ayudándolo en lo que necesita, pero sin sobreprotegerlo como a un bebé, porque no lo es. Le trata como si fuera uno de sus colegas, enseñándole lo que él sabe, ambos se ayudan al final. Hay una transformación en ellos, como haciendo una vez más el paralelismo, les pasó a Sancho y Don Quijote. 

François Cluzet caracterizado como Philippe Pozzo di Borgo.
FOTO: SENSACINE

Una risa se engancha con la siguiente y todo ello sin artificiosidad. Es un gran mensaje el que da. 
Para mí, ha sido como ver al príncipe de Bel Air de criado de la reina Isabel II. Lo mismo, pero mucho más natural. 
Además de las grandes actuaciones de los dos dos hombres. Tanto de François Cluzet que sustituyó a Daniel Auteil, y para poder interpretar bien su papel se fue hasta Essaouira (Marruecos) a conocer al verdadero Philippe Pozzo di Borgo, que ya había sido visitado por los directores y les dio a todos perfectas y precisas instrucciones de cómo hacer cada escena de su historia, de su vida. Y Omar Sy, aunque no era ninguna exigencia de guión y su personaje no lo requería (en un principio), adelgazó 10 kilos y se entrenó duramente, porque él tenía la idea de que una persona de los suburbios debía de estar muy bien preparada físicamente. Todo este trabajo, bien le valió el César a mejor actor.