jueves, 25 de octubre de 2012

RODAJE EN MADRID DE 'LAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI'


De Navarra a Madrid, de la mano de Álex de la Iglesia, con su nuevo filme 'Las brujas de Zugarramurdi', con Mario Casas, Hugo Silva, Carmen Maura y Pepón Nieto,
entre otros


Los actores Hugo Silva y Mario Casas, caracterizados para el rodaje de 'Las brujas de Zugarramurdi' en Plaza del Sol. 
FOTO: GTRES/20MINUTOS.ES

Hace apenas dos semanas el reparto de la nueva película de Álex de la Iglesia, Las brujas de Zugarramurdi, se encontraba en tierras navarras, para rodar las escenas de las brujas y su correspondiente akelarre en las cuevas que dan título al filme. Donde los dos actores del monento Mario Casas y Hugo Silva, dos pobres diablos, eran torturados por una familia de brujas formada por Terele Pávez, Carmen Maura y Carolina Bang.

De izquierda a derecha: Álex de la Iglesia, Carolina Bang, Hugo Silva, Pepón Nieto, Mario Casas y Secún de la Rosa en Zugarramurdi. FOTO: ONDIKOL/DIARIO DE NOTICIAS

Desde el pasado martes 23 de octubre, el director bilbaíno ha cambiado las localizaciones y ahora se encuentra en Madrid, donde rodará las secuencias más espectaculares durante las próximas 6 semanas. Así en una de estas secuencias, De la Iglesia recreó un atraco en el establecimiento de compra y venta de oro   de la Plaza del Sol. De donde salieron dos estatuas humanas, un soldadito verde de plástico y un Jesucristo metalizado corriendo a más no poder ante las curiosas y extrañas miradas de los viandantes. 
Ya que debajo de tanta pintura, se encontraban las dos jóvenes promesas del cine español, Mario Casas y Hugo Silva, que han pasado de ser Los hombres de Paco, a los hombres de Álex de la Iglesia. Que se encontraban de esta guisa para poder grabar las primeras secuencias de Las brujas de Zugarramurdi. Una película que como su propio director indica "Parece de terror, pero se trata de una comedia loca en la que quiero reírme de mí mismo y de los problemas que se afrontan al intentar sobrevivir en el mundo actual".
El rodaje seguirá en tierras madrileñas, concretamente en la M-30, Plaza del Sol y el palacio de Boadilla del Monte.

Hugo Silva, en una de la escenas del rodaje. 
FOTO: KLA (KORPA)/EL PAÍS

Así es como comienza la película con el atraco realizado por Antonio (Mario Casas) y José (Hugo Silva)  junto a su hijo Sergio de 8 años a una tienda de Compro Oro de la Plaza del Sol. Ante la desesperada y urgente situación en la que se encuentran, no piensan con claridad, por eso cuando ya se encuentran con el botín, formado por 25.000 anillos, tendrán que parar un taxi, conducido por Manuel (Jaime Ordóñez, de La hora de José Mota) para escapar. 
Mientras intentan huir hacia París, serán perseguidos por los inspectores Calvo y Pacheco, interpretados por Pepón Nieto (Los hombres de Paco) y Secún de la Rosa (Aída). 
José le ha prometido a su hijo que vivirán en Disneyland, pero su exmujer, Macarena Gómez (Lola, en La que se avecina), se encargará de no dejar huir a su ex tan fácilmente. 
Por si esto no fuera suficiente, a estos pobres diablos les cae una maldición y los 25.000 anillos se convierten en un cargamento de mal rollo, donde hay miles de esperanzas rotas,engaños y mentiras. De esta forma llegarán a un castillo del terror en Zugarramurdi (Navarra), en el que conocerán a tres brujas, que se alimentan de carne humana y que además, quieren el botín robado.