jueves, 6 de febrero de 2014

LA GRAN ESTAFA AMERICANA // AMERICAN HUSTLE


Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams, Jeremy Renner y Jennifer Lawrence.
Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams,  Jeremy Renner y Jennifer Lawrence. FOTO: GOOGLE IMAGES


AMERICAN HUSTLE
EEUU, 2013. 
DIRECTOR: David O. Russell
GUION: David O. Russell, Eric Singer.
REPARTO: Jennifer Lawrence, Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jeremey Renner, Robert De Niro, Michael Peña.
Drama

CALIFICACIÓN:


SINOPSIS: Un timador (Christian Bale) y su amante socia (Amy Adams) se ven obligados a trabajar con la policía (Bradley Cooper) para poder salvarse. 

OPINIÓN: Me ha pasado lo mismo que con El lobo de Wall Street, cuando me prometes mucho y me das esto, a mí me sabe a poco, la verdad, y eso no quiere decir que sea malo, sino que cuando te venden algo como muy bueno, pues las expectativas son bastante altas y no se corresponden con lo que te dan. Para mí, una gran estafa.

Los actores y actrices están geniales, en eso no hay ninguna duda. Pero sí que me queda la duda de por qué los han afeado a todos, sí, a todos, en especial a Christian Bale y por qué tienen tanta importancia los peinados en las caracterizaciones, que es lo más cómico de toda la historia. Eso sí, se ve perfectamente la marca de la laca, Elnett de L'Oréal Paris. 
Aunque la historia esté ambientada a finales de los años 70, bien podría haberse hecho en el 2013 o 14, ya que los casos de abuso y corrupción política están a la orden del día. Y las personas que hacen lo que sea con tal de salir a flote, también. 


Duelo entre Jennifer Lawrence y Amy Adams.
Duelo entre Jennifer Lawrence y Amy Adams. FOTO: GOOGLE IMAGES

Todos viven en el engaño, pero no son engañados, puesto que son conscientes de ello. Un triángulo amoroso, que es la fuerza de toda la historia. La lucha de dos grandes mujeres, un pulso entre las dos, en el que sale ganando Jennifer Lawrence, genial en su papel de maruja excéntrica.


Jennifer Lawrence, como ama de casa, en una de las escenas del film.
Jennifer Lawrence, en una de las escenas del film. FOTO: GOOGLE IMAGES

Y aunque a algunos les guste, a mí me han parecido demasiado exagerados y horteras todos los escotes que luce Amy Adams, aparte de que me parece que no le favorecen, sobre todo frente al resto de las mujeres del reparto que eran bastante generosas de pecho. 


VESTUARIO DE MICHAEL WILKINSON

Los escotes de Amy Adams son idea de Michael Wilkinson, diseñador de vestuario, que ha usado creaciones propias, junto a diseños de Gucci y Halston. El clásico bolso Bamboo de Gucci, los bañadores de crochet, las maxi gafas de Christian Dior y los zapatos disco de Charles Jourdan. Como curiosidad, el vestido blanco que luce Jennifer se hizo una talla menor a la suya y muy abierto para destacar su falta de estilo frente a Amy Adams, cuyo vestuario es más sofisticado. Aunque si hay una palabra que pueda definirlo todo, es la de hortera. Incluso con lo masculino, donde la mayoría de las prendas que usan son vintage. Y en el que tan solo se puede salvar un poco, Jeremy Ronner que usa unos tonos más pálidos, teniendo a Frank Sinatra, como referencia. 

Por último, destacar que de lo que es la historia no me enteré de a quién roban, por qué y cuál es el objetivo de todo, me armé un gran lío, pero parece ser que es lo de menos en esta peli. 


PARECIDOS FÍSICOS (SON COSAS MÍAS, LO SÉ)

Y comentar el asombroso parecido físico entre el papel de Christian Bale y Santiago Segura como Torrente. 


Gran parecido entre Torrente y Christian Bale.
Gran parecido entre Torrente y Christian Bale. FOTO: GOOGLE IMAGES 
Aunque también encontré más parecidos, durante toda la película Jeremy Runner (actor desconocido para mí), me pareció que era Castle, es decir, Nathan Fillion


Parecido entre el actor Nathan Fillion y Jeremy Runner.
Castle y Jeremy Runner. FUENTE: GOOGLE IMAGES

Y en algunos momentos, pocos para ser sinceros, encontraba un parecido entre Amy Adams y la actriz española María Castro, en la serie Sin tetas no hay paraíso. Cosas mías, lo sé 

Parecido entre la actriz María Castro en la serie Sin tetas no hay paraíso y Amy Adams en La gran estafa americana.
María Castro, en 'Sin tetas no hay paraíso' y Amy Adams, en 'La gran estafa americana'. FOTOS: GOOGLE IMAGES